Cómo congelar Mejillones 2021

Si estás buscando la mejor forma de congelar los mejillones has llegado al sitio correcto.

Aquí te enseñaremos como congelar y descongelar mejillones en cualquiera de sus estados..

¡Vamos a ello!

¿Se pueden congelar los mejillones?

Los mejillones son quizás uno de los tipos de mariscos más populares que puedes encontrar en cualquier supermercado. Además de estar ampliamente disponibles, los mejillones son un aperitivo o plato principal popular. 

¡Simplemente hacen que cualquier comida parezca más sabrosa, más especial!

Al igual que la mayoría de los tipos de mariscos, es mejor comer los mejillones de inmediato. Pero, ¿Los mejillones se pueden congelar? Pues si, si que puedes. En caso de que tengas exceso de mejillones, puede congelarlos ya sean frescos o cocidos.

Recomendaciones para congelar mejillones

Dicho esto, la mayoría de los chefs y expertos en mariscos te dirán que lo mejor es comer el marisco fresco. Esto es una obviedad que nosotros también compartimos, pero en muchas ocasiones congelar puede ser una fantástica opción.

Debes tener en cuenta que antes de congelar el marisco debe ser fresco y haber estado bien conservado. Los mariscos se deterioran muy rápidamente produciendo que se produzcan bacterias que contaminarán el mejillón. Comer mejillones contaminados nos llevará directamente a la sala de urgencias.

Cuando se guardan en la nevera, los mejillones frescos se conservan durante 2 a 3 días. Pero cuando se guardan en el congelador, los mejillones frescos congelados pueden conservarse durante 4 meses aproximadamente. Recomendamos consumir los mejillones rápidamente para obtener un sabor óptimo.

A continuación sigue nuestra guía paso a paso sobre cómo congelar mejillones.

Cómo congelar mejillones frescos: Paso a paso

Sigue estas instrucciones si quieres congelar tus mejillones crudos, es decir, sin haberlos cocinado antes.

  • Limpiar el mejillón. Si está congelando mejillones vivos o frescos, primero debe limpiar los mariscos con agua corriente. 
  • Empiece por separar los mejillones muertos, que tengan conchas rotas o mejillones que sean anormalmente ligeros. Los moluscos vivos a menudo cierran su caparazón con fuerza cuando se tocan.
  • Coge un recipiente con agua limpia y coloca los mariscos dentro.
  • Con un cepillo de acero, frote la arena y algas de las cáscaras.
  • Luego, con un cuchillo o unas tijeras, saque los mejillones de sus conchas. Tenga en cuenta que quitar los mejillones los matará, por lo que una vez que haya terminado la preparación, debe congelarlos inmediatamente.
  • Escurrir los moluscos y enjuagar nuevamente con agua corriente. 
  • Congelar. Una vez que los mejillones estén limpios, estará listo para empacarlos para congelarlos. 
  • Use una bolsa para congelar de tipo Zip para almacenar los mejillones.
  • Simplemente coloque los mariscos dentro, exprima tanto aire como pueda y luego escriba la fecha de almacenamiento.
  • Mételo en el congelador y listo.

Como podrás ver no se pueden congelar los mejillones frescos con cáscara, ya que es una pérdida de espacio en el congelador siendo muy poco eficiente.

Cómo congelar mejillones al vapor

En nuestra opinión, la mejor forma de congelar los mejillones es cuando están cocinados y sin cáscara o caparazón. Una de las más clásicas formas de cocinar los mejillones es cociéndolos o al vapor.

Si quiere cocinar los mejillones primero antes de congelarlos sigue esta fantástica guía.

  1. Prepare los mariscos limpiándolos. Primero debe limpiar los mariscos con agua corriente. 
  2. Empiece por separar los mejillones muertos, que tengan conchas rotas o mejillones que sean anormalmente ligeros. Los moluscos vivos a menudo cierran su caparazón con fuerza cuando se tocan.
  3. Coge un recipiente con agua limpia y coloca los mariscos dentro.
  4. Con un cepillo de acero, frote la arena y algas de las cáscaras.
  5. Una vez que los mejillones estén limpios, viértelos en una olla grande y déjelos hervir durante 3 minutos. Revuelva los mejillones de vez en cuando mientras se cocinan. 
  6. Los mejillones deben abrir su caparazón. Desecha los que no se abrieron después de hervir.
  7. Escurre el agua (¡guarda el caldo para cocinar!) y deja enfriar los mariscos a temperatura ambiente.
  8. Una vez enfriado, hay que quitar las cáscaras una a una. 
  9. Cuando los mejillones estén sin cáscara, obtenga un recipiente de plástico rígido con tapa hermética o una bolsa de plástico con cierre y coloque los mejillones dentro.
  10. Etiquete la bolsa con la fecha de almacenamiento y almacénala en el congelador.
  11. ¡Listo!

Si no tienes recipientes especiales para congelador, échale un vistazo a estas ofertas de Amazon que te dejo por aquí.

¿Cómo descongelar mejillones congelados?

Para descongelar mejillones congelados, simplemente transfiera el recipiente del congelador al refrigerador. Deje que los mejillones se descongelen durante la noche. Es importante dejar que los mariscos se descongelen lentamente para reducir los cambios de sabor o textura.

Los mejillones descongelados pueden mantenerse frescos en el refrigerador hasta un máximo de 2 días, así que cocínelos inmediatamente y nunca los vuelva a congelar. 

Los mejillones descongelados (vivos) deben tener un olor oceánico distintivo. Si los mejillones huelen mal, es una señal de que se han echado a perder.

Una vez que los mejillones se hayan descongelado por completo, puedes usarlos para cocinar.

Resumen

Los mejillones son mariscos tan versátiles y congelarlos para un almacenamiento a largo plazo asegura que siempre tendrá este popular marisco listo. Ahora que sabe cómo congelar los mejillones correctamente, no dude en utilizar nuestra guía para tener siempre mejillones listos para comer en cualquier época del año!

Quizás te interesen otras categorías:

como congelar calabaza

 

como congelar calabaza

 

como congelar brocoli

 

como congelar brocoli