Cómo congelar Calabacín 2021

Si estás buscando la mejor forma de congelar calabacín (la comida preferida por la gente sana jeje), has llegado al sitio correcto.

Aquí te enseñaremos como congelar y descongelar calabacín crudo, en crema, sin escaldar o en cualquiera de sus estados..

¡Vamos a ello!

¿Se puedes congelar el calabacín?

Spoiler: ¡SI!

Si tienes una tonelada de calabacín que has plantado en tu jardín , necesita una forma de utilizar toda su cosecha. Tirarlo no es una opción.

O tal vez has visto una gran oferta de calabacín en el supermercado y no pudiste resistirte. Y ahora tienes todo el calabacín del mundo y no tienes ni idea de cómo usarlo antes de que se eche a perder. Entonces, ¿ qué puedes hacer para conservar la verdura? 

¡El calabacín congelado viene al rescate!

Dado que el calabacín se usa principalmente en comidas cocidas, congelar esta verdura tiene mucho sentido. La congelación cambia la textura de las verduras. 

Después de descongelar, las verduras no son tan atractivas para usar en comidas crudas como ensaladas. Sin embargo, el cambio de textura no importa mucho en platos cocinados como sopas o guisos. Entonces, dado que el calabacín se usa generalmente en platos cocidos, congelarlo es la mejor manera de conservarlo. 

En este artículo, veremos tres formas de congelar calabacines. Si estás interesado, ¡sigue leyendo! 

Cómo congelar calabacín escaldado o blanqueado

Esta es nuestra técnica preferida, aunque no a todo el mundo le gusta blanquear, sobre todo porque lleva tiempo blanquear las verduras y limpiarlas después. 

Pero la calidad de las verduras congeladas después de la técnica de blanqueo generalmente vale la pena. 

Si es la primera vez que congelas calabacín escaldado, puedes congelar una porción de calabacín crudo y probar la diferencia. Si te gustan los resultados, no tienes que blanquear los calabacines. Pero si sientes que el escaldado mejora la textura y el sabor de la verdura, hazlo. 

¡Vamos a ver cómo hacerlo paso a paso! 

  1. Lave las verduras y quíteles ambos extremos. Pélalos si lo desea y cortarlos en rodajas.
  2. Para blanquear el calabacín, ponga a hervir una olla de agua y prepare un bol grande de agua fría con unos cubitos de hielo. Este será el baño de hielo. 
  3. Una vez que el agua comience a hervir, arroje las rodajas de calabacín al agua hirviendo y déjelas allí durante 2 a 3 minutos, dependiendo del grosor de las rodajas.
  4. Después de blanquear, transfiera las rodajas de vegetales al baño de hielo con una espumadera. Después de unos minutos, escurre el agua .
  5. Necesitamos asegurarnos de que las rodajas de calabacín estén secas antes de meterlas en el congelador. Coloque las rodajas de verduras sobre un paño de cocina limpio o toallas de papel y déjelas secar. Antes de continuar, tome una toalla de papel y seque las rodajas.
  6. Recongelación. Tome una bandeja para hornear galletas que quepa en su congelador y coloque las rodajas sobre ella de manera que no se toquen entre sí. 
  7. Coloque la bandeja en el congelador durante aproximadamente 2 horas hasta que las rodajas estén congeladas.
  8. Una vez precongeladas, puedes retirar la bandeja y poner todas las rodajas juntas en una bolsa para congelados. Ahora ya si se pueden tocar unas con otras ya que no se pegarán.
  9. Ahora puedes dividir la cantidad de calabacín en porciones del tamaño de una comida en cada bolsa, para más comodidad.
  10. Etiqueta con nombre y fecha si lo deseas .
  11. ¡Listo!

Cómo de dijimos, se puede congelar calabacín sin escaldar, aunque la textura y sabor se verán comprometidos durante la descongelación.

¿No tienes bolsas de congelado con cremallera? No pierdas tiempo en ir a la tienda, Amazon te lo trae a casa en tiempo récord. Te dejamos estas ofertas de productos que ya hemos utilizado nosotros mismo, y dan muy buen resultado.

Congelar calabacín cocinado

Para este método cocinaremos el calabacín asándolo antes de congelarlo. Todo el proceso es simple, requiere poco trabajo y los resultados son excelentes. He aquí cómo hacerlo:

  • Preparación. Lave el calabacín y córtelo por ambos extremos. Si no es orgánico, sugiero pelarlo también.
  •  Ahora cortar que en rodajas .
  • Revestimiento con aceite de oliva y especias. Tome un tazón grande, agregue una cucharada (o más si es necesario) de aceite de oliva y algunas especias de su elección. Yo suelo usar sal y pimienta, pero siéntete libre de agregar las especias que quieras al calabacín. 
  • Ahora arroje las rodajas de calabacín en el tazón y revuelva bien. Asegúrese de que todas las rodajas estén cubiertas con aceite de oliva y especias.
  • Prepárese para asar. Precaliente el horno a 220 ºC. Cubra una bandeja para hornear galletas con papel de aluminio y transfiera las verduras cortadas a la bandeja. Asegúrese de que se coloquen en una capa plana, sin rebanadas encima de otras.
  • Asado. Una vez que el horno alcance la temperatura adecuada, coloque la bandeja para galletas en el horno durante unos 20 a 25 minutos. Use un tenedor o un palillo de dientes para verificar si el calabacín está listo.
  • Enfriando. Una vez que las verduras estén asadas, saque la bandeja para hornear galletas del horno y déjela a temperatura ambiente durante aproximadamente media hora para que se enfríe.
  • Porcionado. Después de enfriar el calabacín, es hora de dividir las rodajas de calabacín. Si tiene en mente una porción del tamaño de una comida, excelente. De lo contrario, opte por porciones más pequeñas para que sea más fácil descongelar tanto como necesite.
  • Embalaje. Transfiera el calabacín asado a bolsas o recipientes para congelar. Etiqueta con nombre y fecha si es necesario .
  • Congelación. Pon las verduras en el congelador.

Con este método solo necesita descongelar y calentar antes de comer. La forma más sencilla de hacerlo es en la vitrocerámica con una sartén antiadherente.

Congelar calabacín sin escaldar / blanquear

Si no quiere lidiar con escaldar y quieres congelar calabacines con poco esfuerzo, congelar calabacines rallados es el camino a seguir. El proceso es absolutamente simple. Si usa un procesador de alimentos para triturar el calabacín, casi no requiere trabajo. Aquí verás cómo lo hacemos :

  1. Lave y retire ambos extremos de sus calabacines. Pelar si no son orgánicos.
  2. Trituración. Para triturar las verduras, puede usar un rallador o un procesador de alimentos. Si hay muchos calabacines para triturar, el procesador de alimentos es el camino a seguir.
  3. Porciones. Piense en la cantidad de calabacín que necesitará a la vez y divida el calabacín rallado en porciones según eso. Cuando no esté seguro, divida sus porciones en tazas que deberían funcionar para la mayoría de las recetas.
  4. Embalaje. Transfiera las porciones a bolsas para congelar con cierre tipo Zip. Etiquete las bolsas con el nombre y la fecha si es necesario.
  5. Para finalizar, ponga las bolsas en el congelador.

Como puede ver, este método es realmente sencillo y lleva poco tiempo. Sin embargo, este método solo es adecuado para recetas que requieran calabacín rallado, como pasteles, muffins o pan de calabacín.

Cómo descongelar calabacines congelados

Aquí hay algunas formas en que puede descongelar calabacines congelados:

  • Noche en la nevera. Toma la bolsa o recipiente y colócalo en el refrigerador la noche antes de que necesites el calabacín. Estará descongelado y listo para cocinar por la mañana.
  • En el fuego o vitro. Esta es la mejor forma de descongelar y preparar calabacines asados o cocinados. Use una sartén antiadherente a fuego lento para descongelar las verduras. Luego, sube gradualmente el fuego para calentar completamente el calabacín. Una vez calentado , el calabacín asado está listo para servir.
  • A temperatura ambiente. Si bien la mayoría de los recursos no recomiendan descongelar a temperatura ambiente, no tuve ningún problema con eso. Solo asegúrese de que el calabacín se asiente a temperatura ambiente durante 2 horas, no dos días. Después de un par de horas, el calabacín debe estar descongelado y listo para cocinar.
  • Directamente usarlo congelado. Si está haciendo una sopa o un guiso con calabacín, simplemente agregue el calabacín congelado directamente en la olla a fuego lento. Se descongelará y cocinará en la olla sin problemas. Asegúrese de agregar unos minutos al tiempo total de cocción para tener en cuenta la descongelación del calabacín.

Te enseñamos las mejores técnicas para saber como como congelar calabacín

Quizás te interesen otras categorías:

como congelar acelgas

 

como congelar acelgas